por Albet
03/01/2018

Alimentar a un Perro Adulto

Adaptar la alimentación de nuestra mascota a su etapa de crecimiento es fundamental para mantenerlo fuerte y sano. Tendremos en cuenta: 
1.Calidad del alimento. Debes aportar un alimento de calidad, con un correcto nivel de hidratos de carbono, vitaminas, proteínas, minerales y grasas.
2.Agua. Los animales siempre deben tener acceso a agua fresca y limpia
3.Tamaño del animal. Los perros pequeños tienen un metabolismo más rápido, por lo que algunos necesitan hasta el doble de calorías que un perro grande. El tamaño y fórmula de la croqueta se adapta a las distintas razas.
4.Actividad física. El nivel de actividad determina la cantidad de grasa necesaria.
5.Enfermedades. Si tu mascota tiene algún problema de salud, como sensibilidad cutánea, problema digestivos, insuficiencia renal,… Deberá comer un alimento especial para dicha patología. Además, como las personas, los perros pueden desarrollar intolerancia a determinados alimentos.
6.Embarazo y lactancia. Para las perras preñadas y lactantes, se suele recomendar la comida de cachorro, con un aporte calórico y nutricional extra para satisfacer sus necesidades.
7.Horarios. Los perros deben tener una rutina alimentaria. Se recomienda dar de comer 2 veces al día, siempre a la misma hora. Evita darle de comer justo antes y después de hacer ejercicio. En caso de tener  más de un perro, debes alimentarlos al mismo tiempo y por separado, para evitar que se peleen o molesten.
8.Lugar. El lugar donde comer debe ser tranquilo y sin distracciones. Debe estar a resguardo del sol y de la lluvia.  
9.Cantidad. Según la raza, edad, peso, necesidades y sobretodo, el alimento concreto. Los sacos de pienso incluyen una tabla con la recomendación diaria a administrar, ésta puede servirte de referencia. Esta  cantidad no tiene en cuenta los “extras” (snacks o alimento húmedo) por lo que en este caso, deberás aportar menos cantidad de la sugerida.
10.En la mesa NO. No debes darle comida cuando estás comiendo en la mesa. Es un mal hábito que debes evitar desde cachorro.
11.Comedero. Se recomiendan comederos elevados para los perros de edad avanzada así como platos especiales para perros que comen demasiado rápido. Sirve la comida en un plato limpio. Si es necesario, utiliza un plato antideslizante o colócalo sobre una esterilla de goma para evitar que se mueva.
12.Servir y conservar la comida. La comida húmeda debe servirse a temperatura ambiente, para ello, sácala del frigorífico una hora antes. Debes conservarla tapada y en la nevera, no más de 1 día. Guarda la  comida seca en un recipiente hermético, fuera de la nevera. Si por un problema dental, tu perro no puede comer el pienso crujiente, empápalo con agua media hora antes de servirlo.
13.Los extras. Debes limitar los extras como snacks, golosinas y galletas para animales. En ningún caso puede superar el 10-15% de la ingesta diaria. 
14.Alimentos prohibidos. Consulta aquí los alimentos de uso cuotidiano para nosotros que para las mascotas pueden ser muy peligrosos.
15.Cambio de alimentación. En algunos casos, deberás cambiar la dieta de tu perro. Debes hacerlo de forma progresiva para evitar alteraciones digestivas, esta transición debe durar entre 7 y 10 días. Mezcla la comida actual con la nueva. Durante estos 10 días debes aumentar gradualmente la cantidad de comida nueva y reducir la actual.

16.Suplementos. No son necesarios si el alimento es de calidad. De hecho, podrían ser perjudiciales

¡Si tienes cualquier duda sobre como alimentar a tu perro, contáctanos!
Si quieres saber como alimentar a un cachorro, consulta aquí.


Comentarios

Tienes que ser un usuario registrado para poder comentar