por Albet
11/01/2018

La esterilitzación de las gatas y las perras

La esterilización es una técnica quirúrgica que tiene como principal objetivo evitar la reproducción de los animales. En el caso de las hembras, se recomienda realizar una ovariohisterectomía, en la que se extirpan los ovarios y la matriz. Desde la clínica Albet, queremos explicarte las ventajas e inconvenientes de esterilizar a tu mascota.

Antes de plantearnos operar o no a nuestro animal, hay que conocer las ventajas de esta sencilla operación y es que no solo estamos evitando las molestias del celo (sangrado vaginal, cambios de comportamiento, riesgo que el animal se escape de casa,...), las gestaciones indeseadas, la sobrepoblación y los abandonos, sino que a nivel de salud, nuestra perra/gata también se verá beneficiada. Evitamos los embarazos psicológicos (que en algunas situaciones se pueden complicar clínicamente) y reducimos el riesgo de tumores de mamainfecciones de matriz y quistes ováricos.
Nos preocupan especialmente los tumores de mama ya que son malignos en el 90% de las gatas y en el 50% de las perras. El momento de la esterilización es clave a la hora de prevenirlos ya que en el caso de la perra, si se castra antes del primer celo (a los 6 meses de edad) el riesgo de sufrirlos s es mínimo. Veamos la tabla: 


En el caso de las gatas, recomendamos esterilizarlas antes del primer celo (6 meses) ya que el efecto protector de la cirugía desaparece a partir del año de vida.

Otras ventajas de la esterilización de los animales jóvenes es la capacidad de recuperación después de la cirugía y el menor riesgo de sufrir complicaciones.
Llegados a este punto, hay que tener presentes los inconvenientes y riesgos de la operación. Aunque no existe NINGUNA intervención quirúrgica que suponga un riesgo 0, en la clínica Albet contamos con un equipo profesional perfectamente preparado para realizar este tipo de cirugía de forma rutinaria.
Algunas veces las perras pueden presentar pérdidas urinarias semanas o años después de la castración, pero no es habitual. Una de las principales consecuencias de la esterilización es el aumento de peso de las hembras. Per evitarlo, podemos utilizar una alimentación específica y realizar una hora de paseo al día para mantener el animal activo. La esterilización está totalmente contraindicada en perras con agresividad por dominancia. En estos casos recomendamos consultar previamente un etólogo para corregir la conducta.

El día de la cirugía, el animal tiene que venir a la clínica en ayunas (tiene que haber estado 12 horas sin comer y un mínimo de 2 horas sin beber).  La mayoría de veces damos el alta hospitalaria el mismo día.
En casa habrá que realizar curas, medicarla unos días más y evitar que haga grandes esfuerzos los primeros días de convalecencia. Pasados 10 días de la operación, sacaremos los puntos y si todo ha ido bien, le dares el alta médica.

 ¡En caso de tener cualquier consulta, en el centro veterinario Albet estaremos encantados de resolver sus dudas!


Comentarios

Tienes que ser un usuario registrado para poder comentar