por Albet
03/08/2017

Como viajar con tu gato: evita el estrés

Los gatos, a diferencia de los perros, no están acostumbrados a los cambios de hábitat y debido a su apego al territorio, cualquier traslado o viaje le supondrá una gran inseguridad, se sentirán muy vulnerables, y por lo tanto, será motivo de estrés.

CAMBIO DE CASA, VACACIONES EN RESIDENCIAS FELINAS

1.FEROMONA FACIAL FELINA, EL MUST HAVE
En caso que el gato deba vivir unos días fuera de casa, ya sea en una residencia felina o en un hogar distinto al suyo, te recomendamos utilizar siempre feromonas faciales felinas.  
Las feromonas faciales felinas son utilizadas por los gatos para marcar su territorio. Cuando el gato se frota la cara libera estas feromonas en el ambiente, proporcionándole tranquilidad.
Usando estas feromonas, interpretan como si ellos mismos hubieran marcado el espacio, reduciendo así el estrés y la probabilidad de comportamientos inapropiados, como el marcaje con orina o con arañazos.
Recomendamos, colocar el difusor de feromonas (Feliway Difusor) en la casa nueva 24 horas antes de instalarnos (este difusor durará 4 semanas). Además, pulveriza sus cosas (manta, cama, juguetes,…) con feromonas (Feliway Spray).

2.TRANQUILIZANTES NATURALES
Puedes ayudarte de reguladores naturales de la conducta para buscar el máximo bienestar de tu mascota. Los encontrarás en forma de pastas, pastillas, jarabes, snacks e incluso como un pienso específico. Consulta a tu veterinario.

3.EVITA CAMBIOS
Es importante que te lleves sus cosas (cama, juguetes, rascador,…) y su comida. Evita al máximo los cambios usando el mismo arenero, la misma arena higiénica, sus cuencos para la comida y el agua,…

4.PREPARA EL TRANSPORTÍN
Unos días antes del viaje, el gato debe tener acceso al transportín, déjalo abierto. Interacciona con el gato cerca del transportín, ayúdate del juego y la comida para que el gato se sienta cómodo cerca, o dentro de él.

5.EN EL MOMENTO DEL VIAJE
Con el fin de evitar náuseas y vómitos, te recomendamos que tu gato no coma durante las 4-6 horas antes del viaje. Es importante que en viajes largos o ambientes cálidos, el gato tenga acceso al agua durante el viaje. 
15 minutos antes de poner el gato en el transportín, rocíalo con feromonas (Feliway Spray): una pulverización en cada esquina y dos al techo y suelo.

6.AL LLEGAR, CALMA 
Cuando  lleguéis a vuestro destino, prepara primero una habitación donde dejar al gato. Deja allí sus cosas y cierra la puerta. Debe acostumbrarse al nuevo entorno. Para que se familiarice con el resto de la casa, es mejor que estés con él y utilices la comida como incentivo para explorar las nuevas habitaciones.

7.NO MÁS ANIMALES 
Evita que se relacione con otros animales, en la  medida que sea posible, que no pueda olerlos ni oírlos.

8.ZONA DE CONFORT
El nuevo entorno debe tener una zona de confort donde el gato pueda esconderse.

9.CHIP, SIEMPRE
Tu gato debe llevar el microchip y éste debe estar correctamente activado. Asegúrate que es así y que los datos de contacto son correctos para que puedan localizarte en caso de que se pierda. Para ello, consulta a tu veterinario.

10.MEJOR EN CASA
Si no vas a pasar las vacaciones con tu gato y tienes que llevarlo a una residencia o en casa de algún familiar, debes saber que la mejor opción es siempre que el gato se quede en su hogar habitual y que todos los días, alguien acuda a él para asegurar sus cuidados básicos. Te recomendamos que utilices también las feromonas, puesto que el hecho de no tener al dueño y ser visitado por otra persona, es un factor de estrés.


EL GATO EN EL COCHE

1.SIEMPRE TRANSPORTÍN
Es imprescindible que el gato viaje dentro del transportín. De no ser así, no sólo podría provocar un accidente, sino que además, en caso  de accidente o que se abriera una ventana o una puerta, el gato podría escaparse. El transportín debe ser fácil de limpiar y de un tamaño acorde al gato (debe poder tumbarse sin problemas). Cada gato debe ir en un transportín distinto. 
Lo colocaremos en el suelo de los asientos traserosnunca sobre el asiento, ya que en caso de colisión, la caja se rompería y el animal podría salir disparado.

2.MÁS FEROMONAS
Tal y como hemos comentado, 15 minutos antes del viaje, debes rociar el transportín con Feliway Spray. Haz lo mismo con los asientos del coche (no te preocupes, ¡no mancha!).

3.PONER UN GATO EN UN TRANSPORTÍN
Este debe ser un procedimiento relajado. El gato debe estar habituado a él (por esto te recomendábamos que unos días antes del viaje debe haber tenido contacto con él). Debes conseguir asociarlo con experiencias agradables como el juego o la comida. Coloca la comida fuera del  transportín, luego, colócala dentro (con la puerta abierta) y finalmente cierra poco a poco la puerta.  

4.TEMPERATURA
Ten en cuenta también el tiempo y temperatura durante el viaje. La cesta debe permitir un buen flujo de aire. En ningún caso coloques el gato en el maletero. Asegúrate siempre que tenga una buena ventilaciónSi decides parar a medio camino, en ningún caso dejes al gato al sol o con las ventanas subidas. Esto podría provocar un golpe de calor e incluso la muerte.

5.TAPADO, MÁS TRANQUILO
Colocando una toalla o trapo con el que el animal esté familiarizado por encima del transportín, evitando así que el gato vea más allá, le proporcionarás más tranquilidad. Asegúrate de nuevo que tiene una correcta ventilación y temperatura.

6.CON MÚSICA, SIEMPRE ES MEJOR
Enciende la radio del coche, con un volumen bajo y una voz o música suave, favorecerás su tranquilidad.

7.CONDUCE SUAVE
En la medida que sea posible, evita cambios bruscos de frenado o dirección.


Si quieres saber más, sobre como viajar con tu gato (hacerlo en tren, en avión, qué documentación necesitas,…) consulta  https://www.albet.es/viajar-con-animales 



 

Comentarios

Tienes que ser un usuario registrado para poder comentar