por Albet
15/06/2017

Los tumores de mama en las perras y las gatas

La principal causa de la aparición de los tumores de mama es el factor hormonal. Esto significa que una hembra que ha recibido tratamientos anticonceptivos o bien, una hembra que no ha sido esterilizada, tendrá un mayor riesgo de sufrir tumores de mama.
El mejor momento para esterilizar una hembra es antes del primer celo (a los 6 meses). Se sabe que cuanto más tiempo pase, mayor será el riesgo de sufrir  tumores de mama. De hecho, a partir de cierta edad, la esterilización ya no podrá prevenir la aparición de tumores (a partir del tercer celo en les perras, y a partir de los dos años de vida en las gatas).
La probabilidad que una perra o una gata tenga cáncer de mama es del 26% (por lo tanto, 1 de cada 4 hembras).  Veamos la influencia que tiene la castración en este porcentaje:



                             
Respecto a los tratamientos anticonceptivos, tanto los fármacos abortivos como los que suprimen el celo, hacen que la probabilidad de sufrir un tumor aumente hasta el 70%.
Últimamente se está estudiando la posibilidad que exista un factor alimentario en el riesgo de sufrir tumores de mama, ya que ha aumentado la incidencia en hembras que comen dietas grasas, dietas caseras (con menos antioxidantes) y en perras obesas.

En caso que no queramos esterilizar a nuestra mascota, es importante realizar controles periódicos para palpar las mamas en busca de algún pequeño nódulo alrededor. Suelen localizarse en las últimas mamas (que son las que más actividad tienen)

El pronóstico empeora en:
-Tumores de más de 6 meses de aparición
-Tumores que crecen rápidamente
-Tumores invasivos (que no tienen un crecimiento delimitado)
-Tumores fijados a la piel o al tejido subcutáneo (que tienen poca movilidad)
-Tumores de más de 3 cm en la perra o 2 cm en la gata. Más de la mitad de los tumores más grandes de 3 cm, al cabo de 8-9 meses de detectarlos ya tienen metástasis. La mitad de gatas con tumores más grandes de 3 cm, mueren al año.
-Tumores ulcerados
-Tumores que han invadido los vasos sanguíneos
-Presencia de metástasis. Los tumores de mama se diseminan por los vasos linfáticos y sanguíneos, el 90% de les metástasis aparecen en los pulmones. Gracias a las radiografías de tórax y a otras técnicas de imagen, las detectamos.
-La especie animal. En la perra, el 50% de los tumores mamarios son malignos pero una vez realizada la cirugía, la supervivencia es el 75%. Por contra, los tumores de mama en les gatas tienen una malignidad del 80-90%.
-Lo más importante es el resultado de la biopsia, la clasificación histopatológica determinará la malignidad del tumor.
Ni la localización ni el número de tumores (si afecten a una o varias mamas) son factores pronóstico negativos.

El tratamiento de los tumores de mama, consiste en extirpar los tumores mediante la técnica de mastectomía (extirpando la mama afectada). El carácter más o menos conservador de la cirugía dependerá de cada caso.
Los tumores extirpados siempre deben  ser biopsiadas para saber qué tipo de tumor es y poder seguir con el protocolo de tratamiento y establecer un pronóstico.  La biopsia nos dará una idea sobre el tiempo de vida media del animal así como el riesgo de posibles recaídas. Según el tipo de tumor se recomendará realizar tratamientos de quimioterapia para retardar las recidivas o les metástasis.

Desde la Clínica Veterinaria Albet, queremos resolver cualquier duda o cuestión que puedas tener sobre los tumores de mama. Ven a vernos o llámanos al 93 886 05 77



Comentarios

Tienes que ser un usuario registrado para poder comentar