por Albet
14/11/2017

Si tienes un cachorro debes saber,...

EL CACHORRO Y LA SALUD
-Antes de empezar con el protocolo de vacunación, debemos asegurarnos que el animal reciba una buena desparasitación interna, que repetiremos cada 3 meses a lo largo de su vida.
-El método usado para la desparasitación externa (para pulgas y garrapatas, principalmente) dependerá básicamente de la edad y peso del animal: pipetas, pastillas o collares, que aplicaremos según el método elegido (mensual, trimestral, cada 6 o 8 meses, etc.)
-La vacunación es fundamental para los cachorros. Debemos protegerles de las enfermedades más frecuentes y que podrían resultar mortales.
Nuestro protocolo de vacunación empieza a los 2 meses de edad, con una vacuna que protege contra la parvovirosis y el moquillo. Pasados 15 días se les administra una vacuna tetravalente (que les protege contra la parvovirosis, moquillo, hepatitis y leptospirosis) y la repetiremos a los 30 días.
La vacuna de la rabia la pondremos a partir de los 6 meses de edad, a menos que el animal se desplace fuera de Cataluña, en cuyo caso avanzaríamos la vacunación.
La vacuna contra la leishmaniosis se puede poner a partir de los 6 meses de edad. Anualmente repetiremos las vacunas.
-El microchip es el método de identificación obligatorio para las mascotas. En caso de no ser identificado, si el animal se pierde, no habrá forma de localizar al dueño. Una vez este chipado, ya se podrá censar en el ayuntamiento.


EL CACHORRO Y LA ALIMENTACIÓN
-Para asegurar un buen crecimiento, debemos darle un alimento de calidad específico para cachorros.  
-Los 3 momentos claves de la vida del cachorro son: la lactancia (hasta la 4ª semana), el destete (hasta los 2 meses de vida) y la etapa desde el destete hasta la fase adulta. No todos los cachorros tienen el mismo ritmo de crecimiento. El tamaño de adulto es imprescindible para establecerlo y saber cuándo debemos cambiar el tipo de alimento.


-Nuestro cachorro debe tener una rutina de alimentación: debemos darle las comidas siempre a la misma hora y en el mismo lugar (preferiblemente en un sitio limpio y tranquilo). Siempre debe tener agua limpia y fresca a su alcance.
-No debemos darle alimentos mientras estemos comiendo, de esta forma, evitaremos conductas inapropiadas en un futuro.
-Con el fin de evitar múltiples problemas de salud, es fundamental no darle comida casera. 
-Consulta aquí para saber más

PREPARAMOS LA CASA PARA SU LLEGADA
-La seguridad en casa es fundamental. Debemos evitar que el cachorro pueda jugar o morder el cableado eléctrico y controlar que no pueda quedarse atrapado ni caer por las escaleras, ventanas o balcones. Si tenéis jardín, aseguraros que no existan agujeros en la valla por donde pueda escaparse. Debemos evitar que tenga acceso a productos tóxicos tipo fertilizantes, líquido anticongelante, herbicidas e insecticidas.
-Debemos asegurarle una zona de descanso cómoda y tranquila. Debe tener su propio espacio donde relajarse y sentirse protegido.
-Aunque hasta que no tenga todas las vacunas puestas no podrá salir a la calle, recomendamos ponerle el collar y la correa a ratos, para que se adapte a ello.
-Debemos acostumbrarlo al baño y al cepillado. A partir de la última vacuna podremos bañarlo y para hacerlo, debemos utilizar un champú especial. Si el animal vive en el exterior hará 2 mudas al año, pero si vive en el interior, la realizará durante todo el año, así que se recomienda cepillar diariamente los perros de pelo largo y cada 2-3 días los de pelo corto.
-Seleccionad juguetes prácticamente indestructibles (como los de goma) y aseguraros que sean seguros.

EL CACHORRO y LA EDUCACIÓN
-Para educar un cachorro es importante reforzar el comportamiento adecuado. Aconsejamos repetir una misma frase según cada situación (“¡a la calle!”, “¿quieres salir?”, “ahora sí”…) y premiar el buen comportamiento inmediatamente después de la acción realizada (con comida o con una caricia).
-Debemos evitar los castigos. Si encontráis orina o defecaciones en casa, se deben limpiar sin decirle nada. Si los veis orinando o defecando, cogedlo rápidamente y repitiendo la frase que utilicéis para salir a la calle, llevadlo fuera de casa.
Si el cachorro tiene que estar muchas horas en casa, tendrá que orinar y defecar. En este caso, debéis habilitar una zona donde pueda hacerlo. 
-Si vuestro cachorro os muerde para jugar, debéis ofrecerle una alternativa. Le podéis dar rápidamente un juguete para que pueda seguir jugando. No dejéis que vuestras manos o pies sean un juguete para él, evitareis así problemas de comportamiento.
-Ante una mala conducta, utilizad la palabra “NO” y seguidamente, encerradlo en una habitación o ignoradlo completamente, en ningún caso le dediquéis más atención ni lo castiguéis físicamente.
-Entre el mes y medio y los tres meses, los perros están en un período llamado socialización. Durante este tiempo no se asustan con el entorno, con las personas ni con otros animales. Es necesario que el perro se socialice correctamente para evitar problemas en un futuro. Por esto, debe adaptarse a estar en diferentes entornos, con gente distinta, con perros de diferentes tamaños y con otras especies animales.

Si habéis decidido adoptar un cachorro, el equipo profesional de la clínica Albet estaremos encantados de resolver vuestras dudas.



Comentarios

Tienes que ser un usuario registrado para poder comentar